Todo trabajador tiene derecho a la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida, conocida como salario. En caso de no percibirlo, puede reclamarlo y solicitar la extinción del contrato. Si la empresa deja de pagar al trabajador puede...