93 870 91 63 info@ergoadvocats.com

No son pocos el casos en que alguna persona muere sin haber hecho testamento, es decir sin aquel documento dónde se especifica quién debe recibir los bienes que forman parte de la herencia.

En estos supuestos la ley establece cuál será el órden sucesorio. En primer lugar heredarán los hijos del causante ya sean matrimoniales, no matrimoniales y adoptados, por derecho propio, y los descendentes de este por derecho de representación, sin perjuicio del derecho de usufructo vidual. Este derecho de usufructo se adquiere por el viudo o la viuda sobre toda l’herencia en la sucesión abintestato del consorte difunto.

Por otro lado, el cónyuge superviviente sucederá al causante cuanto éste muera sin hijos ni descendentes y a falta también de éste lo harán los ascendentes. A falta de todos los anteriores sucederán los parientes colaterales.

Cuando nos encontramos en un supuesto de falta de testamento, se deberá formalizar una declaración de herederos que se lleva a cabo ante el Notario del lugar dónde el causante tuviera su último domicilio. Cuando los herederos sean hermanos, hijos de hermanos o parientes de grado más lejano, la declaración de herederos la deberá hacer el juez mediante un procedimiento judicial.