93 870 91 63 info@ergoadvocats.com

Si una persona se ve involucrada en un accidente de tráfico como conductor, en primer lugar debe tratar de alcanzar un acuerdo con el otro conductor implicado para cumplimentar ‘el parte amistoso de accidente’. Por contra, si no existe acuerdo respecto a las causas del accidente, o los daños son de especial relevancia, se debe avisar a la Policía Local o Mossos d’Esquadra.

Los agentes elaboran el correspondiente ‘atestado’, que servirá para determinar la responsabilidad del accidente y reclamar la reparación de los daños sufridos, bien de forma extrajudicial, bien iniciando las correspondientes acciones legales.

En el caso de ser víctima de un accidente de circulación e independientemente de la clase de daños que sufra (físicos o personales, o materiales) tiene derecho a ser indemnizado. La cuantía de la indemnización dependerá del tipo de daños que se hayan causado y su alcance. Para solicitar que se le abone dicha indemnización, existen dos vías:

* La extrajudicial: Sin acudir a juicio, negociando con la compañía aseguradorala cuantía de la indemnización.

* La judicial: Se abre en el caso de que el accidente constituya un delito o falta (vía penal) o la compañía no ofrezca una indemnización adecuada (vía civil); en estos supuestos será necesario interponer la correspondiente denuncia para que se tramite el oportuno procedimiento penal, disponiendo de 6 meses desde la fecha del accidente para interponer la denuncia, o la demanda ante los juzgados civiles en reclamación de la cantidad que se considere apropiada, disponiendo, en este caso de 1 año para interponer la reclamación en vía civil, este plazo se cuenta desde que concluye la vía penal.

Ante la complejidad en la que puede derivar un asunto de este tipo, es aconsejable exponer el caso a un abogado, quien le asesorará sobre la cantidad a reclamar por los daños sufridos, la procedencia de iniciar o no acciones judiciales, así como todas aquellas cuestiones que puedan estar relacionadas con el supuesto concreto.