93 870 91 63 info@ergoadvocats.com

La denuncia penal es la declaración que efectúa una persona para poner en conocimiento del Juez, Ministerio Fiscal o la policía, unos hechos que se considera que pueden ser constitutivos de delito. La denuncia se presenta delante del Juzgado de Instrucción del lugar donde se ha cometido el delito, ante el Fiscal o ante un funcionario de policía.

A diferencia de la querella, el denunciante no interviene personalmente como parte acusadora en el desarrollo del procedimiento penal. Los delitos que se pueden denunciar pueden ser de dos tipos; públicos, los cuales son perseguidos de oficio por las autoridades sin necesidad de interponer ninguna denuncia o; privados, que son aquellos que sólo pueden ser perseguidos si se interpone una denuncia penal por la persona o personas que puedan ser perjudicadas.

La denuncia se puede realizar por escrito o verbalmente ante el funcionario correspondiente, personalmente o mediante un representante con poder especial. La denuncia tiene que estar firmada por la persona denunciante. Si una persona denuncia unos hechos que después resultan falsos, puede incurrir en responsabilidad civil y penal.

Si la denuncia se hace verbalmente, la autoridad que recoja la declaración, extenderá un acta que tiene que estar firmada por el declarante y por el funcionario que toma la declaración. En el acta siempre se debe hacer constar los datos de la persona denunciante. Se explicarán de forma concreta los hechos que se consideran delictivos, la fecha en que ocurrieron los mismos, así como los daños y perjuicios causados. Puede ser que la misma se dirija contra una persona determinada o bien, puede denunciarse un hecho delictivo del cual se desconoce quién es el autor.

Normalmente se hace entrega de una copia al haber presentado la denuncia, y de lo contrario se puede solicitar. Una vez presentada la denuncia se procederá a la comprobación de la veracidad de los hechos denunciados.