La Reclamación Judicial de Letras de Cambio, Cheques y Pagarés

Cuandoo nos encontramos delante de una letra de cambio, un cheque o un pagaré impagados podemos reclamar judicialmente a través de un procedimiento especial denominado Juicio Cambiario.

Mediante este procedimiento se formulará una demanda al Juzgado contra la persona deudora, por la cantidad que consta en la letra de cambio, cheque o pagaré más una cantidad adicional fijada provisionalmente en concepto de costas e intereses. Con esta demanda se tendrá que acompañar el título cambiario debidamente protestado.

Una vez presentada la demanda se le notificará al deudor requiriéndolo para que en el plazo máximo de 10 días proceda a abonar las cantidades reclamadas o bien para que se oponga. Si paga, el procedimiento se archivará y tendrá que abonar las costas causadas, si se opone se tendrá que convocar a las partes a una vista donde se discutirán los términos de la oposición.

En el supuesto de que el deudor no comparezca el procedimiento se transformará en ejecutivo y se podrán llevar a cabo los embargos sobre los bienes que se designen o que se encuentren posteriormente con la ayuda del Juzgado.

En todo caso, es importante instar cuanto antes mejor la acción judicial, ya que en el supuesto de que tenga varios acreedores será más fácil encontrar algún bien susceptible de ser embargado.