El Cumplimiento de las Penas de Prisión

Desde la entrada en vigor de la modificación del Código Penal en materia de tráfico, se castiga con penas de prisión actitudes como conducir con una tasa de alcohol en aire aspirado superior a 0,60 miligramos, por lo tanto, si se da positivo en un control de alcoholemia la condena puede ser una pena privativa de libertad, es decir, una pena de prisión.

Las penas de prisión tienen una duración minima de 3 meses y una máxima de 20 años. Según el periodo total de condena, y los antecedentes penales del condenado, las penas de prisión se pueden sustituir o suspender.

Los requisitos para que el Juez acuerde sustituir una pena de prisión por una multa o por trabajos en beneficio de la comunidad, son que la pena de prisión a la que ha estado condenado sea inferior a un año, y que el condenado no tenga antecedentes penales. La sustitución que corresponde a cada día de prisión es de dos cuotas de multa o de una jornada de trabajo. No obstante, hay normas específicas de sustitución de las penas privativas de libertad para delitos concretos, tales como los relacionados con violencia doméstica.

Por otra parte, existe la opción de suspender la pena de prisión, si se cumplen las siguientes condiciones; que el condenado haya delinquido por primera vez, que la pena impuesta o la suma de las impuestas no sea superior a dos años, y que se haya satisfecho el importe correspondiente a la responsabilidad civil que se hubiera originado.

Es importante tener en cuenta que el plazo de suspensión de la pena será de dos a cinco años para las penas privativas de libertad inferior a dos años, que será fijado por el Juez en cada caso atendiendo en las circunstàncies concretas, y que la suspensión de la pena quedará siempre condicionada a que el condenado no vuelva a cometer ningún delito en el plazo fijado de suspensión. Si volviera a delinquir, el Juez revocaría inmediatament esta suspensión y tendría que cumplir la pena de prisión.